Tips

Edúquese financieramente: Tome tiempo para leer acerca de finanzas personales. Cuanto más sepa acerca de sus propias finanzas, mayor confianza tendrá al administrar su dinero en el largo plazo.

Fondo de emergencia: Debe ser aproximadamente de 3 meses de sus gastos o de su sueldo para enfrentar un eventual desempleo o problemas repentinos o situaciones de salud.

Haga un presupuesto: Aunque suene muy básico, muchas personas no tienen un presupuesto para monitorear sus ingresos y gastos mensuales. Si realmente quiere estabilizarse financieramente, debe destinar tiempo y energía para actualizar su presupuesto cada semana.

Invierta en usted: Una manera de ahorro seguro es invertir en las capacidades personales y profesionales que busquen la superación personal y laboral. Cualquier actividad extra que pueda aumentar sus conocimientos e ingresos es de las mejores inversiones que puede hacer.

Nivel de deuda bajo: Para mantener el nivel de deuda lo más bajo posible se debe de buscar siempre la menor tasa de interés y evitar los préstamos innecesarios.

Pague deudas: Haga un plan para pagar todas sus deudas lo antes posible. Haga una lista de todas sus deudas. Incluya el balance actual, el pago mínimo al mes y la tasa de interés. Después revise su presupuesto para determinar cuánto dinero puede añadir a los pagos de deudas.

Piense en el retiro: Planifique su vida para el momento de su retiro laboral, puede diseñar un plan a largo plazo en su sistema de ahorro.

Revise su crédito con regularidad: Su reporte de crédito es como un archivo de usted y su historial crediticio. Cree el hábito de revisar su historial al menos una vez al año para confirmar que todo esté bien y en orden.