Como parte del apoyo que el Banco de Costa Rica continúa brindando a sus clientes afectados por la pandemia, recientemente la entidad inició la colocación de créditos con condiciones especiales, gracias a los recursos provenientes del financiamiento a mediano plazo, conocido como operaciones diferidas a plazo (ODP), concedido por el Banco Central de Costa Rica.

 

Esto se une a los periodos de gracia que ha otorgado desde hace casi un año, que a la fecha suman 25 642 para Banca de Personas, mismos que representan alrededor de ¢450 mil millones. Entre los sectores beneficiados con estos arreglos se encuentran comercio, consumo o créditos personales, vivienda, servicios, entre otros.

 

Con respecto al Sector Corporativo, se han readecuado 440 operaciones crediticias en financiamientos directos que han permitido una solución a mediano plazo, por un monto equivalente a ¢574 mil millones.

 

Para los clientes cuyo periodo de gracia venció en marzo, se realizaron los procesos respectivos para ampliarlos por seis o doce meses más, de modo que puedan empezar a pagar hasta el segundo semestre del 2021 o hasta el próximo año.

 

“A lo largo de toda su trayectoria, el BCR ha estado presente en los procesos de reactivación económica del país. En medio de la pandemia, hemos buscado las mejores opciones para ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de continuar atendiendo sus obligaciones crediticias sin que esto represente una afectación para su economía” afirmó Douglas Soto Leitón, Gerente General del BCR.

 

Cifras en detalle

Periodos de gracia aplicados a personas físicas por créditos de vivienda, personales o de consumo: 20 727.

Periodos de gracia aplicados a personas físicas con pymes y pequeñas empresas: 1 865.

Periodos de gracia aplicados a empresas corporativas: 440.

Periodos de gracia aplicados a personas físicas con tarjetas de crédito: 3 050.

 

ODP. Con respecto a los recursos provenientes del financiamiento a mediano plazo, (Operaciones Diferidas a Plazo, ODP), concedido por el Banco Central de Costa Rica, al BCR le aprobaron ¢120.470 millones, que conforme se reciban los desembolsos los cuales están programados de febrero a junio,  se trasladarán en mejoras de al menos 230 puntos base por un tiempo máximo de 48 meses con una tasa de interés fija para los nuevos créditos y arreglos ofrecidos a clientes y sectores afectados por la emergencia sanitaria del COVID-19.

 

Desde la aprobación  de los recursos, a finales del 2020, a la fecha, se han concedido arreglos y créditos a empresas, por alrededor de ¢18.400 millones. 

 

Soto agregó que “para el BCR acceder a las Operaciones Diferidas a Plazo, y trasladar estos recursos a sus clientes, muestra su compromiso en continuar brindando apoyo a la reactivación económica y en impulsar el crecimiento de la producción y el consumo”.

 


Publicado el: 06 de April del 2021.