Pensar en adquirir una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes a lo largo de nuestra vida. El hecho de que sea parte de los sueños y metas de muchos hace fundamental tomar en cuenta factores que pueden marcar la diferencia.

Para ponerlo en contexto, según datos del Informe Nacional de la Vivienda 2018, elaborado por la Fundación Promotora para la Vivienda (Fuprovi) y publicado en junio del 2019, en Costa Rica se necesita construir cerca de 21.000 viviendas nuevas por año para lograr que cada familia cuente con una residencia individual -sin deterioros en su infraestructura- y reducir así lo que se conoce como déficit cuantitativo.

Este indicador, además de mostrar la realidad nacional, representa la estabilidad en el tiempo que el crédito para vivienda puede tener en el mercado, ya que no es un producto de estación o de época, sino que forma parte del crecimiento de la sociedad y del avance que debe tener el país en materia de infraestructura habitacional.

Continuando con las estadísticas, este mismo informe menciona que 133 mil hogares requieren hacer reparaciones en su estructura, ya sea en pisos, paredes o techos.

Ante esta situación, las entidades financieras han ido adecuando su portafolio de productos para que no solamente se pueda optar por un crédito para compra de vivienda o lote, sino que también las personas puedan realizar remodelaciones o reparaciones mediante un préstamo personal o de consumo.

Además, han debido considerar la composición de la sociedad, analizando las características que distinguen a cada clase que la conforma (ya sea alta, media o baja) y disponiendo de soluciones de vivienda para cada una de ellas.

Otro factor importante que han debido tomar en cuenta las organizaciones es el tipo de población que requiere los créditos, conformada no sólo por parejas recién casadas, sino por familias con necesidades de ampliación, adultos mayores, afectados por desastres naturales, personas que deseen vivir en condominios o proyectos nuevos en edificaciones de dos o más pisos. 

Como vimos en párrafos anteriores, las necesidades de vivienda en el país son amplias y muy diversas. Es papel de las instituciones financieras innovar constantemente, tal y como lo han hecho a la fecha, para que sus ofertas de productos crediticios abarquen la mayor cantidad de públicos posibles.

Según el Informe Económico del Sector Construcción del III Trimestre 2019, se contabilizaron 158.004 trabajadores ocupados en la rama de la construcción, lo que equivale a un aumento de poco más de 14.253 empleos, comparado contra el mismo trimestre del año 2018, representando un crecimiento de 9,92%.

Es decir, el otorgar créditos de vivienda por parte de las entidades financieras también contribuye a la reactivación económica del país, afianza la industria, en especial la de construcción, y aumenta o estabiliza las fuentes de empleo que este sector pueda generar.

En un análisis más descriptivo, se puede indicar que, al formalizar un préstamo para compra de vivienda, una familia cumple su sueño de tener casa y, en efecto cascada, un empleador puede contratar a por lo menos cuatro personas, aparte de los empleos que aportan las empresas distribuidoras, de transporte, creadoras de materiales, entre otros. La entidad financiera gana un cliente a largo plazo y la sociedad disminuye sus índices cuantitativos. 

 

¿En qué pensar cuando queremos comprar casa?

Uno de los primeros aspectos a considerar es si queremos construir o comprar una casa o apartamento ya construido, elegir entre un barrio o un condominio y entre algo nuevo o usado. Todo dependerá de las necesidades actuales, pero tomando en consideración las futuras; por ejemplo, si se tendrá familia o se piensa ampliarla.

Si se trata de un proyecto en construcción, es importante conseguir información sobre la constructora encargada y su historial, para evitar después contratiempos como atrasos con la entrega o la falta total de ella, como ha sucedido en algunos casos. Otro factor condicionante es el presupuesto, que viene dado por la capacidad económica, los ahorros con los que se cuente y el crédito de vivienda al que se acceda.

Consejos para comprar casa:

·  Analice su presupuesto; tenga claro cuánto de sus ingresos puede destinar a cancelar las cuotas mensuales del crédito y compárelo con las ofertas crediticias que se le ofrecen.

·   Verifique los alcances legales de la propiedad a adquirir: que no tenga anotaciones, que los impuestos estén al día, entre otros. Realice estas acciones antes de entregar la prima o contraer el compromiso con el vendedor.

·  Si ya tiene definido dónde y con quién quiere comprar, visite el inmueble, preferiblemente con un arquitecto que le colabore para revisarlo.

·  No descarte preguntar detalles a los vecinos cercanos para tener una mejor referencia del lugar al que desea trasladarse.

· Analice si hay buenos accesos a la carretera, centros de estudio, comercios, transportes, recreación y supermercados. Observe que no esté en zonas de riesgo, como riveras de ríos o barrancos.

·  Tómese su tiempo para tomar la decisión final de la compra de vivienda. Es una de las decisiones más importantes, dado el plazo del compromiso que está por adquirir.

El Banco de Costa Rica cuenta con un amplio portafolio de crédito para vivienda, en colones y dólares, para familias de ingresos medios o con un poder adquisitivo un poco mayor, por lo que no dude en pedir asesoría. El banco cuenta con ejecutivos calificados que le pueden ayudar a tomar la decisión, según sus condiciones de ingreso y capacidad de pago.

Otra de las facilidades que brinda la entidad es el formulario electrónico disponible en la página: www.bancobcr.com  y en el app BCR Móvil para que las personas interesadas puedan solicitar en línea los diferentes productos y servicios. Una vez que se rellena el formulario, uno de los ejecutivos del banco se pondrá en contacto con el cliente para brindarle asesoría y realizar los trámites pertinentes de manera virtual.

Adicionalmente, se pone a disposición el Centro de Asistencia al Cliente: 2211-1111, el WhatsApp: 2211-1135 o cualquiera de las oficinas ubicadas en todo el territorio nacional.


Publicado el: 06 de March del 2020.