• Proyecto apoyará a la reactivación económica
  • Será un impulsor para las empresas y personas afectadas por el COVID-19
  • Fondo permitirá otorgar créditos nuevos o trabajar sobre arreglos ya existentes 

 

Con el objetivo de reactivar la economía el Banco de Costa Rica (BCR), manifiesta su respaldo y apoyo al Proyecto de Ley que pretende crear un Fondo Nacional de Avales y Garantías, para apoyar a las personas físicas o jurídicas que realicen actividades empresariales y que se hayan visto afectadas por el COVID 19.

El  proyecto presentado constituirá un contrato de Fideicomiso en que el Ministerio de Hacienda será el Fideicomitente, por sí solo o en alianza y coordinación con otras entidades de derecho público si éste lo considera necesario. Los beneficiarios del fideicomiso serán las diferentes personas físicas y jurídicas que realicen actividades comerciales o empresariales afectadas por el coronavirus y que califiquen para este Fondo conforme al reglamento.

Al respecto, Douglas Soto Leitón, Gerente General del BCR aseveró: “Contar con este Fondo de Avales y Garantías, nos permitirá poder ofrecer a nuestros clientes y público en general nuevas y mejores ofertas de crédito, además que puede ser utilizado por las entidades financieras como colateral, no solo en nuevos financiamientos, sino también en la ejecución de todo tipo de arreglos de pago,  para aquellos casos (personas físicas o jurídicas con actividades empresariales) que han experimentado una afectación en  su actividad por los impactos COVID 19” 

Este Fideicomiso  dispondrá recursos por $300 millones  provenientes de un crédito de desarrollo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) , dirigido principalmente al sector Pymes.  Los fondos servirán como Capital para que los intermediarios financieros supervisados por la Superintendencia General de Entidades Financieras puedan otorgar créditos, realizar restructuraciones y llevar a cabo refinanciamientos. 

“En el BCR reconocemos la importancia de la aprobación, a la brevedad posible, de este proyecto de Ley, por lo que hacemos una exhortación para que los señores Diputados, lo analicen y le brinden el trámite respectivo”, concluyó Soto.

El periodo para el otorgamiento de avales y garantías por parte del fondo será de dieciocho meses a partir de la constitución del Fideicomiso y mientras esté vigente la pandemia del COVID-19. Vencido ese plazo el Ministerio de Hacienda tomará la decisión de si girarle el saldo no utilizado como amortización al BCIE o si utilizarlo para amortizar deuda más cara.

El Fondo se mantendrá vigente por un plazo quince años, que será considerado como el plazo máximo durante el cual estarán vigentes los avales y garantías, y por lo tanto el plazo máximo del financiamiento en los créditos avalados y garantizados.


Publicado el: 07 de August del 2020.